Descubre Barcelona

¡No te pierdas ningún rincón de Barcelona Cataluña! A continuación te mostramos los lugares más emblemáticos para que tu visita sea completa.

Sagrada Familia

Templo de la Sagrada Familia

Camp nou

Camp Nou + Tour

La pedrera

La Pedrera

Casa Batlló

Casa Batlló

Park Güell

Park Güell

Tibidabo

Tibidabo

Monastir de Pedralbes

Monestir de Pedralbes

Palau Reial de Pedralbes

Palau Reial de Pedralbes

Macba

MACBA

CCCB

CCCB

Fundació Antoni Tàpies

Fundació Antoni Tàpies

CaixaForum

CaixaForum

Poble Espanyol

Poble Espanyol

MNAC

MNAC

Fundació Joan Miró

Fundació Joan Miró

Museu Marítim de Barcelona

Museu Marítim de Barcelona

Aquàrium

Aquàrium

Museu d’Història de Catalunya

Museu d'Història de Cataluña

Zoo

Zoo

Museu Olímpic i de l’Esport

Museu Olímpic i de l'Esport

Museu Egipci de Barcelona

Museu Egipci de Barcelona

Museu de l’Eròticade Barcelona

Museu de l’Eròtica de Barcelona

Museu del Modernisme Català

Museu del Modernisme Català

Museu d’Història de Barcelona

Museu d’Història de Barcelona

Museu del Disseny de Barcelona

Museu del Disseny de Barcelona

CosmoCaixa

CosmoCaixa

Museu de la Cera de Barcelona

Museu de la Cera de Barcelona

Museu d’Arqueologia de Catalunya

Museu d’Arqueologia de Cataluña

Museu Blau

Museu Blau

Born Centre Cultural

Born Centre Cultural

Palau de la Música Catalana

Palau de la Música Catalana

Torre Bellesguard

Torre Bellesguard

Tram Blau

Tramvia Blau

En 1882 se inició el proyecto más importante de Antoni Gaudí, la construcción de una colosal biblia arquitectónica. En la actualidad, esta imponente iglesia, que aún continúa en obras, se ha convertido en un símbolo de la arquitectura modernista catalana. Una vez terminada, ¡la Sagrada Familia tendrá una altura de 173 metros!

Déjate impresionar por la grandeza y la belleza del mayor estadio de Europa. Construido en 1957 y con capacidad para 99.000 espectadores, el Camp Nou hace honor a la entidad deportiva del Barça. Visita este templo del fútbol y conoce su historia en el museo del FC Barcelona.

La casa Milà, conocida popularmente como La Pedrera, es una obra de Antoni Gaudí construida entre 1906 y 1912 y declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 1984.

En cualquiera de los espacios de este singular edificio se percibe la fuente de inspiración del arquitecto catalán. Durante su visita, reconoceremos elementos de la naturaleza en la fachada y en su ornamentación, contemplaremos un encantador piso interior y descubriremos un mundo imaginario y sorprendente en su desván y la azotea.

Cuando en 1906 Antoni Gaudí reformó este edificio, creó una obra mágica. Una casa llena de fantasía e imaginación. En su caprichosa fachada deslumbran, en forma de mosaico, cerámicas policromadas y brillantes cristales, y en su tejado podemos reconocer las escamas de un dragón. Todas las interpretaciones son posibles en este maravilloso edificio.

Gaudí, por encargo de Eusebi Güell, diseñó lo que debía ser una ciudad jardín para la aristocracia, pero no tuvo el éxito esperado. Ahora, este ambicioso proyecto se ha convertido en un parque público sorprendente; en él se reconocen las formas orgánicas tan características del arquitecto catalán. Los bancos de mosaico, la fuente del Dragón y la gran sala de columnas llenan de fantasía estos jardines.

A 500 metros de altura descubrirás uno de los lugares más emblemáticos de Barcelona: la montaña mágica del Tibidabo. Un parque de atracciones centenario que ofrece diversión para todas las edades y privilegiadas vistas a la ciudad.

El tiempo parece detenerse cuando se recorren las dependencias del Monestir de Pedralbes. Fundado en 1326 por la reina Elisenda de Montcada, este monasterio de monjas es una de las mejores muestras del gótico catalán. Su belleza resplandece por toda la iglesia, especialmente en su claustro central.

Ven a descubrir uno de los secretos medievales mejor guardados de Barcelona.

En el distrito de Les Corts encontramos unos elegantes y clásicos jardines que rodean el espléndido Palau Reial de Pedralbes, una finca cedida por la familia Güell a la casa real española.

En este recinto reinan la naturaleza y la calma. Lo puedes percibir paseando entre esculturas, fuentes y estanques a la sombra de una vegetación exuberante.

En el centro de Barcelona, en la plaza dels Àngels, encontramos una de las obras de arquitectura contemporánea más fascinantes de la ciudad. El Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA), diseñado por Richard Meier en 1995, es un edificio racionalista que combina líneas curvas y rectas con un excelente tratamiento de la luz exterior.

Entra en el museo y encontrarás una magnífica colección de arte contemporáneo e interesantes exposiciones temporales.

Instalado desde 1994 en la antigua Casa de la Caridad, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) es un referente de la cultura urbana actual. Su prestigio se debe a la calidad de sus exposiciones temporales y al amplio público que lo visita.

Además, el edificio también es cautivador: podrás ver la ciudad de Barcelona reflejada en el gran vidrio de una de las fachadas del patio central.

La Fundació Antoni Tàpies se encuentra en la antigua sede de la editorial Montaner i Simon, una obra creada por el arquitecto Domènech i Montaner en 1885 y que fue el primer edificio con tipología industrial y estilo modernista.

En la actualidad, su fachada incorpora la escultura "Nube y silla" de Tàpies. Una interesante unión entre la estética modernista funcional y el arte contemporáneo que se convierte en una visita obligada.

CaixaForum es el centro social y cultural de la Obra Social ”la Caixa” y se encuentra ubicado en la antigua fábrica textil Casaramona, una pieza única de la arquitectura modernista obra de Puig i Cadafalch. Visita alguna de las muchas exposiciones que organiza el centro y disfruta de un recorrido por el antiguo espacio fabril rehabilitado.

El Poble Espanyol es uno de los importantes legados que la Exposición Internacional de 1929 dejó en la montaña de Montjuïc.

El recinto se construyó con la idea de sintetizar la riqueza arquitectónica de toda España en un solo pueblo. Actualmente es escenario de actos muy diversos y acoge más de cuarenta talleres de artesanía.

Bajo el impresionante techo del Palau Nacional de Montjuïc, el Museu Nacional d’Art de Cataluña (MNAC) concentra mil años de historia artística en Cataluña. Un recorrido excepcional, desde el románico del siglo X hasta el arte moderno del siglo XX. Una cita ineludible para los amantes de las bellas artes.

La Fundació Miró abría sus puertas en 1975 en un edificio de Josep Lluís Sert que destaca por la funcionalidad y sobriedad de sus formas. En este espacio se encuentra la colección más completa del pintor barcelonés.

Déjate cautivar por el universo artístico y el lenguaje de Joan Miró, y aprovecha para contemplar la arquitectura del edificio. Un maridaje perfecto entre el contenido y el continente.

En las antiguas atarazanas medievales, construidas a finales del siglo XIII, se encuentra el Museu Marítim de Barcelona, un magnífico ejemplo del gótico civil en Barcelona.

Sus impresionantes salas góticas acogen las colecciones que ilustran la cultura marítima catalana: barcos, réplicas e instrumentos de navegación nos cuentan la relación de Cataluña con el Mediterráneo.

¿Te atreves a adentrarte en las profundidades marinas? Sumérgete en el Aquàrium de Barcelona caminando por su túnel subacuático de 80 metros, rodeado de tiburones y otras especies que habitan el inmenso oceanario. Descubrirás uno de los mayores acuarios de Europa y el más importante en temática mediterránea, con 11.000 animales marinos de 450 especies distintas.

Ubicado en el Palau de Mar, el Museu d’Història de Cataluña te invita a conocer la historia de Cataluña de una forma amena e interactiva. Durante tu visita, encontrarás fantásticas escenografías que narran la historia de Cataluña desde sus orígenes hasta la actualidad.

Más de 7.000 animales de 400 especies diferentes te esperan en el Zoo de Barcelona. Ven a conocerlos a través de un divertido itinerario por sus diferentes hábitats. El Zoo ofrece unas instalaciones muy completas para toda la familia y un zoo infantil para los más pequeños. ¡Ven a pasar un día fantástico en familia!

Inaugurado en 2007, el Museu Olímpic i de l’Esport es pionero en Europa. Su avanzada tecnología nos hará disfrutar de un recorrido cultural y muy interactivo por la historia del deporte y los Juegos Olímpicos. Durante la visita al museo, conocerás a fondo los diferentes aspectos del deporte y los beneficios de su práctica.

Ubicado en el Eixample, el Museu Egipci de Barcelona ofrece la oportunidad de conocer más sobre el Egipto faraónico. Una colección privada de 1.000 piezas que te acercará a la vida y las costumbres de los antiguos egipcios. Además, la biblioteca del museo es el espacio idóneo para realizar cualquier consulta.

El Museu de l’Eròtica de Barcelona nos invita a adentrarnos en el apasionante mundo del erotismo desde todas las vertientes: literatura, arte, historia y antropología. El museo ofrece un interesante recorrido por la historia de la cultura erótica y muestra todo tipo de objetos relacionados con esta temática.

Los edificios modernistas deslumbran por las calles de Barcelona, pero el esplendor del Modernismo fue mucho más allá de la arquitectura. En el Museu del Modernisme Català descubrirás la riqueza y el buen gusto del mobiliario, la escultura y la pintura en la época de este movimiento artístico.

El Museu d’Història de Barcelona expone la historia de la ciudad desde sus inicios hasta la actualidad. Su sede central, la Casa Padellàs, es uno de los edificios que forma parte del conjunto monumental de la plaza del Rei, en el corazón del Barrio Gótico.

El Museu del Disseny de Barcelona expone permanentemente más de 70.000 objetos de artes decorativas que abarcan desde el siglo IV a. C. hasta la actualidad. Este espacio de reciente creación integra colecciones de diseño de moda, gráfico e industrial, que en su mayor parte han sido objetos de la vida cotidiana, personal y colectiva. Te cautivarán las propuestas originales en el terreno del diseño de indumentaria y objetos.

CosmoCaixa abría sus puertas en 2004 en el edificio ocupado anteriormente por el Museu de la Ciència, un bello ejemplo de arquitectura modernista obra de Josep Domènech i Estapà.

Un lugar para descubrir los secretos de la ciencia de una forma divertida. Entre sus atractivos destaca el Planetario y su gran Bosque Inundado, donde pequeños y mayores disfrutaréis como nunca habíais imaginado.

En un pequeño pasaje vecino a la Rambla se esconde un edificio muy singular, la sede del Museu de la Cera de Barcelona. Un espacio misterioso y elegante que muestra, en sofisticadas figuras de cera, los personajes más destacados de la historia de la humanidad. El realismo de sus escenografías te fascinará.

¿Quieres saber más acerca de la evolución histórica de Cataluña? El Museu d’Arqueologia de Cataluña (MAC) es un rincón de la memoria con materiales recogidos en los yacimientos arqueológicos del país que nos proporcionan pistas para entender el pasado y el presente.

Se ubica en el antiguo Palacio de las Artes Gráficas de 1929, y se fundó en 1932. La colección del MAC recoge los vestigios que nos ayudan a interpretar la cultura local desde la prehistoria hasta la época medieval.

Los arquitectos suizos Herzog y De Meuron son autores del más ambicioso de los edificios construidos con motivo del Fórum Universal de las Culturas de 2004. Un recinto de color azul añil que se eleva en el punto cero de la avenida Diagonal, muy cerca del mar.

El Museu Blau forma parte del Museu de Ciències Naturals de Barcelona y ofrece varios programas y servicios: la exposición “Planeta Vida”; los espacios para exposiciones temporales; la mediateca; el Niu de Ciència, para niños de 0 a 6 años; y aulas, sala de actos, talleres y una tienda.

Bajo la estructura de un mercado emblemático, encontramos los yacimientos de una ciudad que resume tres siglos de la historia de Cataluña. Un espacio donde perdura la memoria de la Barcelona de 1700 y de los hechos de 1714. El Born Centre Cultural configura un eje del tiempo que permite mirar hacia el pasado para proyectar el futuro.

Esta joya arquitectónica de estilo modernista fue concebida por Lluís Domènech i Montaner en 1908 y su visita se convierte en un auténtico juego para los sentidos. La profusa decoración de la fachada y del interior hacen del Palau de la Música Catalana un edificio único.

Construida entre 1900 y 1909 por Antoni Gaudí, la Torre Bellesguard esconde una historia íntimamente ligada a la de Cataluña.

El arquitecto catalán se inspiró en los hechos históricos de la Torre Bellesguard para crear su obra, un castillo que combina los restos de un palacio medieval con elementos del Modernismo y del gótico.

La manera más encantadora de acceder al Tibidabo es hacerlo a bordo del Tramvia Blau, que data de 1901. Superviviente de la antigua línea de tranvías de Barcelona, en su recorrido de 1.276 metros atraviesa un barrio residencial de casas de ensueño y vistosos jardines. Sube y viaja en el tiempo hacia la cumbre del Tibidabo, un camino donde te embriagará la vista sobre Barcelona y el verdor del entorno.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptar su uso o rechazarlo. Para rechazarlo debes configurar adecuadamente tu navegador. En caso contrario, aceptas el uso de cookies por el hecho de navegar por nuestro web. Política de cookies